¿Vale la traducción jurada de un contrato sin firmar?

/¿Vale la traducción jurada de un contrato sin firmar?

¿Vale la traducción jurada de un contrato sin firmar?

Todo el mundo sabe que cuando un contrato no está firmado su validez es nula. Pero, ¿y si tengo delante la traducción jurada de un contrato sin firmar? ¿Valdría o no? ¿Se podría pedir una traducción oficial de un documento de este tipo sin estar firmado ni llevar sellos que acrediten su validez? ¡En Iuratum no queremos que te quedes con la duda, así que te desgranamos en este artículo lo que sabemos sobre este asunto! 

A priori, como sabes, se puede encargar una traducción jurada de cualquier tipo de documento. Si nos llega a nuestra agencia de traducción oficial un encargo para traducir y jurar una acta de defunción, se puede hacer; y también si, por ejemplo, necesitas obtener una traducción jurada de la lista de libros que necesitará tu hijo para la universidad (aunque creemos que no tendría mucho sentido hacer un encargo de este tipo). Así que si nos piden una traducción jurada de un contrato sin firmar, nuestros traductores oficiales cumplirán religiosamente con el encargo. Eso sí, hay una serie de cuestiones que debes tener en cuenta.

Sin validez legal

Un contrato sin firmar puede servir para muchas cosas, como por ejemplo como base para una negociación de los términos que aparecen en él, pero obviamente no como contrato per se, ya que el acuerdo está incompleto (no se ha firmado). Así que su traducción jurada tendrá la misma validez legal que el documento original, es decir, ninguna puesto que el original no se ha firmado y en la traducción jurada no constarán el hecho de las firmas del original.

En el caso de que se modificara el documento o alguna de sus partes, como pueden ser los datos de contacto o alguna de las cláusulas, este contrato y su correspondiente traducción jurada carecerían de validez legal.

Conseguir un contrato válido

¿Qué hacer en caso de necesitar la traducción jurada de un contrato que aún no se ha firmado? Te proponemos que primero solicites una traducción ordinaria, nuestro equipo de traducciones jurídicas y legales Kelsen-Hart podría llevarla a cabo. De esta forma la otra persona podrá comprender sin problemas el contenido del contrato. Y una vez se llegue al acuerdo final y este se firme, nos puedes solicitar la traducción jurada del contrato. Así de fácil y de sencillo. Y esta vez sí que tendría validez legal.

Escrito por rocio| 2019-09-05T09:08:51+00:00 5 Sep 2019|0 comentarios

Publica un comentario