Lo que no sabías de la traducción jurada de un expediente académico

/Lo que no sabías de la traducción jurada de un expediente académico

Lo que no sabías de la traducción jurada de un expediente académico

Los traductores jurados se encuentran todos los días con situaciones similares, como pueden ser los encargos habituales para realizar una traducción jurada de un expediente académico. Ellos ya saben cómo deben hacer la traducción oficial de dicho documento, pero a ti seguro que te entran dudas, sobre todo, al conocer que los sistemas de notas de España y otros países son totalmente diferentes. ¿Qué hacer entonces? Tranquilo, en Iuratum estamos para contarte lo que no sabes sobre la traducción jurada de un expediente académico. 

Antes de nada debes tener en cuenta que un traductor jurado no tiene potestad para decir que lo que en España es un diez, en Francia o en Italia es un 20 o es una A en Reino Unido. Dicho esto, sabrás que un traductor oficial no puede cambiar las notas del expediente académico del país para adaptarlas a otro. Para nada.

Tampoco se puede pretender en una traducción jurada de un expediente académico adaptar el nombre de una materia española al de una materia alemana. En ese ámbito la Subdirección General de Títulos y Reconocimiento de Cualificaciones pide cierta literalidad .

Traducción jurada de notas

En ese aspecto, debes conocer que la mayoría de los organismos de reconocimiento de expedientes, como son el Ministerio de Educación, los registros de universidades, las escuelas, etc., poseen unas tablas de equivalencias y solo necesitan la traducción como apoyo y herramienta legal para saber qué es lo que pone en ese texto original y archivar. Lo mismo ocurre con los expedientes académicos provenientes de países hispanoamericanos, el hecho de que ya estén en español no impide que cambien tras pasar por el proceso de convalidación.

Así que, ¿qué ocurriría con las notas en la traducción jurada de un expediente académico? Nada. Las notas se quedarían como están. Si el expediente español indica notas del 1 al 10, no es posible pasarlas a otro sistema de nota, sino que el traductor oficial debe dejarlas como están. No obstante, en ocasiones y siempre bajo la potestad del traductor jurado, se puede indicar mediante una nota del traductor una posible equivalencia o cómo se rige el sistema de notas de tal o cuál lugar.

Traducción jurada literal

En el caso de los nombres de las materias, un traductor jurado solamente pueda dar fe de la veracidad del documento, por lo que no puede cambiarle el nombre a las asignaturas en la traducción jurada de un expediente académico solo porque no se llamen de igual manera en los dos países. Lo que sí que se puede hacer, como comentábamos justo arriba, es añadir notas al pie con una pequeña explicación, siempre bajo el criterio del traductor.

Escrito por rocio| 2019-03-22T16:44:23+00:00 22 Mar 2019|0 comentarios

Publica un comentario