¿Cómo saber si necesitas una traducción jurada o una ordinaria?

/¿Cómo saber si necesitas una traducción jurada o una ordinaria?

¿Cómo saber si necesitas una traducción jurada o una ordinaria?

Todo el mundo sabe lo que es la traducción de un documento, pero a veces este tipo de encargos pueden despistar cuando se trata de un tipo en concreto de traducción. Y es que existe infinidad de especialidades dentro de este sector. Una de ellas es, precisamente, a la que nos dedicamos en Iuratum, la traducción jurada, que no es lo mismo que una traducción ordinaria, como te explicamos a continuación.

Una de las principales diferencias entre una traducción jurada (también llamada traducción oficial o traducción certificada) y una ordinaria es que las primeras ofrecen unas ciertas garantías legales sobre el documento, esto es, dan fe de que el documento traducido es fiel al original y que no lo ha traducido “cualquiera”. De hecho, su uso es completamente distinto al de una traducción ordinaria. Y es que una traducción jurada te sirve para aportar un documento oficial a un organismo extranjero, mientras que una ordinaria puede ser utilizada para dar a conocer un nuevo servicio o producto al consumidor, para expandir un negocio a otros países, para comunicarse mejor con otra persona, etc.

Traducciones para organismos oficiales

Pues bien, seguro que si has tenido que contactar con un traductor profesional para traducir algún documento, te habrás preguntado cómo saber si lo que necesitas pedirle es una traducción jurada o, por el contrario, solo necesitas una traducción ordinaria. Te lo explicamos a continuación.

Las traducciones juradas generalmente se realizan cuando se debe aportar un documento oficial a un organismo administrativo (escuela, universidad, gobierno…). Será el mismo organismo el que te pida la traducción jurada del certificado académico, la traducción jurada del certificado de matrimonio, la traducción jurada del libro de familia o de cualquier otro documento que necesite para tramitar tu solicitud.

Hay que destacar que este tipo de traducciones oficiales se suelen requerir cuando se están realizando trámites en administraciones extranjeras o, por ejemplo en los organismos oficiales españoles cuando quien realiza el trámite es extranjero y tiene la documentación oficial en un idioma distinto al del país.

¿Y si me piden una traducción oficial o certificada?

Si ya sabes que lo que necesitas es una traducción oficial porque así te la han pedido, no recurras a cualquier traductor. No todos los profesionales del sector están habilitados para sellar y firmar este tipo de encargos. En España, el traductor jurado debe haber sido nombrado como tal por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC).  Lo mejor para curarte en salud es recurrir a una agencia de traducción jurada, donde dispondrán de profesionales especializados en todo tipo de idiomas por lo que conseguirás un trabajo perfecto y, además, válido.

Escrito por rocio| 2019-04-25T17:18:11+00:00 25 Abr 2019|0 comentarios

Publica un comentario