Si has llegado hasta aquí no es por azar o por pura casualidad (que también podría serlo, pero seguro que no es el caso) es porque tienes dudas, y muchas, sobre la traducción jurada. Es quizá un poco más común oír hablar de otros tipos de traducción especializada.La que seguramente te sacará de más de un apuro será la traducción jurada. ¿Tienes alguna idea de por qué? Si la respuesta es que no, estás en el lugar indicado. ¡¡Es hora de resolver los 5 principales interrogantes sobre la traducción jurada!

¡La traducción jurada te sacará de más de un apuro! Es el momento de resolver dudas. Retuitear!

Utilidad de la traducción jurada

1- ¿Por qué necesito una traducción jurada?

La traducción oficial de documentos o la traducción jurada no es un servicio de traducción que se requiera porque sí o porque te ha dado el capricho de traducir documentos a otro idioma. El servicio que ofrece una agencia de traducción jurada es por pura necesidad. Supongamos que estás preparando un viaje al extranjero para buscar un trabajo. Es aquí cuando se hace imprescindible llevar una copia como mínimo de documentos como el título universitario, la vida laboral, el CV… pero no en tu lengua materna, sino en el idioma del país donde vas a buscar un empleo. La traducción jurada aquí puede garantizarte un puesto de trabajo.

Dar valor a los documentos oficiales

2- ¿Qué valor tiene una traducción jurada?

¡Mucho más del que crees! Las traducciones juradas están reguladas por ley. De hecho, los documentos en los que se plasma tienen carácter oficial. Existe un Real Decreto de 2009 en el que se se establece que las traducciones del español a un idioma extranjero o viceversa realizadas por un traductor jurado tendrán un carácter oficial.

Las Administraciones, las que más las demandan

3- ¿Qué organismo u organismos te pueden solicitar una traducción jurada?

En España y fuera de ella las traducciones oficiales de vida laboral, título académico, partida de nacimiento., etc. están a la orden del día. Los organismos que más acostumbran a requerir una traducción jurídica son las administraciones públicas a cualquier nivel, local, regional o estatal. Sin embargo, hay otros centros como puede ser una notaría, un juzgado o una universidad que también solicitan traducciones certificadas con bastante asiduidad.

Confianza en el traductor

4- ¿Cualquier traductor puede realizar una traducción legal?

No. Como ocurre en muchos otros sectores, en el mundo de la traducción no todos los traductores están autorizados a firmar una traducción legal. Para que un experto en lenguas se dedique a este ámbito, primero ha de ser acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Esta acreditación solo se puede obtener superando un examen oficial.

Garantía de veracidad

5- ¿En qué momento debo encargar una traducción jurada?

En el mismo instante en el que necesites presentar alguna documentación en el extranjero. Ten en cuenta que las traducciones juradas las hace un traductor jurado, especialista en el tema y que posee una acreditación oficial. De hecho, su traducción y posterior firma y sello suponen una garantía de veracidad en la presentación de documentos oficiales. No esperes a que una administración u organismo te requiera una traducción jurada, a veces lo mejor es adelantarse a las circunstancias para poder realizar todos los trámites sin prisas ni agobios.