¿Cuánto tiempo hace que no imprimes una fotografía en papel? Seguramente, años. Ahora es mucho más fácil almacenar toneladas de fotos en discos duros, compartirlas a través del correo electrónico o de las redes sociales. ¿Por qué imprimirlas, verdad? Lo digital se ha impuesto con tanta naturalidad en la sociedad que raro es aquel que no tiene digitalizados documentos tan importantes como el certificado académico, el DNI o el título universitario. Así es mucho más sencillo realizar trámites online. Pero… ¿qué ocurre cuando el trámite en cuestión es una traducción jurada? ¿Se la pedirías a la agencia de traducción solo en pdf o en papel? ¿Y por qué no en ambos soportes? Desde Iuratum te explicamos por qué es tan importante contar con cualquier traducción jurada en papel y en digital.

Con la digitalización de la mayor parte de servicios, no son pocos los que sugieren recibir solo traducciones juradas en formato digital. Te entendemos. Es más cómodo almacenar centenares de documentos en un simple pen drive que tenerlos ocupando espacio en carpetas en casa. Sin embargo, nos guste o no, una traducción jurada siempre se ha de expedir en papel y ya accesoriamente, se puede ofrecer una copia digital (bien jurada, aunque sin validez legal, o sin jurar).

Lo creas o no, una sociedad digital necesita traducciones juradas en...papel y en pdf. Las ventajas te están esperando. ¡Tuitéalo!

Las leyes, lejos de desterrar el papel

Las traducciones juradas certifican la validez y veracidad de un documento traducido en otro idioma ante cualquier organismo oficial. En algún momento de tu vida seguro que te verás envuelto en alguno de estos casos para tener que aportar una traducción jurada a la administración pública, el juzgado, una notaría o institución académica. Y lo más probable es que solo puedas entregarla en papel, como ocurre en España y en los países extranjeros.

La normativa sobre traducción jurada estipula que una traducción jurada se ha de entregar siempre en papel, al tratarse de un documento oficial. Solo pueden realizarla aquellas personas que estén en posesión del título de traductor-intérprete que ha expedido el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España. Además, deben llevar el sello, la firma del traductor jurado y la certificación del mismo. Opcionalmente, la traducción se expide en papel timbrado, aunque también tiene validez en cualquier otro tipo de papel.

En formato digital, a título informativo

“¿Para qué quiero, entonces, una traducción jurada en formato digital?”, te preguntarás. Si en Iuratum te la ofrecemos junto a tu traducción en papel será por algo. Primeramente porque podrás archivarla junto al resto de tus documentos importantes. Aparte de eso, una traducción jurada en formato digital te servirá para presentarla ante cualquier organismo a título informativo, o incluso para avanzar algunos trámites. Supongamos que tienes que enviar una serie de documentos a un juzgado y el envío es, obviamente, por correo ordinario. Si mandas previamente la documentación por e-mail, ellos tendrán constancia de que toda la documentación que se te ha requerido la tienes y que les llegará en unos días. Una traducción jurada en papel y en pdf solo aporta ventajas. Aprovéchalas.